BANANA REPUBLIC

BANANA REPUBLIC / SAÍR GARCÍA

Exposición individual

Hace pocos meses el Capitolio Nacional de Estados Unidos fue atacado por radicales de ultraderecha en un atentado contra la democracia para boicotear la oficialización de un nuevo presidente de la oposición. George W. Bush, twitteó en tono burlón “Así es como se disputan las elecciones en una república bananera”, y viral en menos de unas horas el comentario tomó la connotación humillante de pretender comparar a Estados Unidos de Trump con un país latinoamericano,  pobre, violento y primitivo según su parecer.

¿En qué momento la connotación de abundancia frugal, tropical y paradisíaca se convirtió en una descripción desdeñosa y despectiva? A lo largo de dos décadas de producción Sair García ha reflexionado en esta pregunta, revelando en sus obras como esa fertilidad y exotismo parecen ser la misma condena de estas naciones. Un negocio con dividendos tan grandes que antepone sus intereses a las vidas humanas, favoreciendo la explotación laboral, la destrucción del medio ambiente, el despojo de tierras, el desplazamiento forzado y las masacres.

Banana Republic es una propuesta antológica sobre la obra de García que ante la coyuntura actual de un malestar social anunciado, reflexiona y denuncia los efectos de aquellas políticas que recaen sobre el paisaje y el ser humano que lo trabaja y lo habita, ante la ironía de una nación llena de riquezas pero donde las mínimas condiciones vitales son inalcanzables e inaccesibles.

SAÍR GARCÍA

Sair García nace en la ciudad de Barrancabermeja en el año 1975. Allí transcurre su adolescencia y realiza sus estudios secundarios. Hacia el año 1996 ingresó a la Universidad Nacional de Colombia por lo cual se desplaza a la ciudad de Bogotá. Pronto a finalizar sus estudios superiores cosecha sus primeros reconocimientos nacionales e internacionales obteniendo el Premio Phillips de Arte para Jóvenes Talentos en la ciudad de Bogotá, lo que llevó a representar a Colombia en el Concurso Latinoamericano de Arte Joven en Sao Paulo y que le mereció el Primer Puesto también en Brasil. Este fue solo el inicio de la carrera de un artista cuyo principal ejercicio es el de la memoria y el reconocimiento de las dinámicas de violencia presentes en nuestro país a través de obras poéticas y en ningún sentido literales. Asimismo, con la belleza lóbrega de sus piezas ha llevado esta invitación de No olvido a países como Israel y China, pasando también por Cuba, Grecia, Rusia, Italia, Alemania, Bélgica, Hungría, Corea, Singapur, entre otros.

#BananaRepublic de García, a través del paisaje y de la monumentalización de las plataneras alude a la violencia histórica de estos territorios, siempre en constante disputa, cuestionando las nociones simbólicas de nación y las interpretaciones de la geografía física y política que en el mundo moderno definen y crean los imaginarios de patria, territorio, identidad e ideología.

Evento apoyado por el Ministerio de Cultura – Programa Nacional de Concertación Cultural.